La historia de los testamentos

As Will Aid Enfoques, el mes anual en el que se alienta a las personas a preparar un testamento a cambio de una donación a una organización benéfica, pensamos que veríamos la historia de los testamentos y cómo surgieron.

Antes de que se estableciera el Estatuto de los Testamentos en 1540, en general no era posible legar tierras a las personas. Antes de esto, si alguien moría sin parientes vivos, su tierra iba a la Corona. Estupendo para Enrique VIII, pero no tanto para los terratenientes, y el Estatuto de los Testamentos fue un compromiso entre él y los promotores y agitadores del país que se habían sentido frustrados con el control real de la tierra.

El Estatuto de los testamentos estableció requisitos que perduran hasta el día de hoy: un testamento debe ser escrito, firmado por el testador y atestiguado por dos personas.

Registro de sucesiones

En 1858, las autoridades establecieron el Registro principal de sucesiones donde se guardaba una copia de cada testamento proporcionado, así como cartas de administración. Hasta ese momento, la Iglesia dirigía tribunales probatorios para garantizar que se cumplieran los términos de un testamento. A mediados de 19th Siglo, la mayoría de las personas no dejaron testamentos gracias a las grandes diferencias entre ricos y pobres.

Embarcarse en un largo viaje por mar o participar en campañas militares a menudo alentaba a las personas a abandonar sus testamentos. En aquellos días, las muertes súbitas ocurrían con frecuencia y, con frecuencia, los miembros de la familia se veían obligados a solicitar cartas de administración cuando una persona que poseía activos sustanciales murió intestada.

El Registro de Sucesiones Principal tiene un registro: un índice de todos los testamentos conocidos como el Calendario Nacional de Sucesiones, y puede encontrar copias archivadas de este en los sitios web de genealogía populares. Cuando se estableció el registro, se crearon registros de sucesiones de distrito en todo el país.

Regalos para los dolientes.

Testamentos escritos en el 19.th El siglo tiende a seguir un patrón general, generalmente comenzando con las palabras, 'En el nombre de Dios Amén'. El testador entonces declara su competencia mental. A menudo, la escritura solo se realizaba cuando la muerte era inminente, y las voluntades generalmente contenían instrucciones sobre la eliminación del cuerpo y la forma que tomó el memorial. Los regalos para los dolientes o los residentes locales también aparecen en muchos testamentos, y luego en la lista de legados. Los testamentos generalmente terminaban con la fecha y el punto en que todos los testamentos anteriores fueron revocados. Luego, el testador y dos testigos firmaron el documento.

Los legados en los primeros testamentos a menudo incluían ropa de cama y artículos de bronce, y luego artículos de gran valor. Los términos utilizados como primo, hijastro o nuera no tenían el mismo significado que tienen ahora, por lo que las interpretaciones modernas de las antiguas voluntades pueden ser complicadas.

Si alguien muriera sin un testamento y se necesitara autoridad para disponer del patrimonio, la corte o el registro otorgarían una concesión de Cartas de Administración (Admon). Estos no contenían mucha información, generalmente solo el nombre, la residencia y la ocupación del administrador designado, un miembro de la familia la mayor parte del tiempo.

Los ejecutores murieron

Admon con Will Attached se aplica en los casos en que los ejecutores hayan muerto o se hayan negado a ejecutar el testamento.

Danny Curran, fundador y director general de buscadores Internacional, dijo: "La mayor parte de nuestro trabajo implica buscando testamentos, y la historia del documento es fascinante. Si bien la mayoría de las personas en los siglos anteriores no habrían pensado que valdría la pena escribir uno, hoy en día este no es el caso.

“Si no escribes un testamento, corres el riesgo de que tu patrimonio se distribuya de acuerdo con las leyes de intestacy, que pueden ir en contra de lo que querías. Insto a todos los que actualmente no tienen una voluntad para aprovechar Ayudará este noviembre y tener uno redactado. Es relativamente barato y también beneficiará a organizaciones benéficas ".

Con agradecimiento a la Manchester y Lancashire Sociedad de Historia Familiar.